Programsposturas sagradas ii hanumanasana

programsposturas sagradas ii hanumanasana

Introducción a Hanumanasana

Índice
  1. Introducción a Hanumanasana
  2. Beneficios de Hanumanasana
  3. ¿Cómo Realizar Hanumanasana?
    1. Preparación
    2. Secuencia de Ejecución
  4. Consejos y Advertencias
  5. Conclusión

Cuando hablamos de flexibilidad y devoción en yoga, una de las asanas que
inmediatamente viene a la mente es Hanumanasana. Esta poderosa postura toma su nombre
en honor al dios mono Hanuman y es conocida como la gran hazaña de la zancada del mono.

Beneficios de Hanumanasana

Practicar regularmente Hanumanasana ofrece múltiples beneficios para nuestro cuerpo y mente.
Entre los más destacados se encuentran:

  • Mejora en la elasticidad de isquiotibiales y flexores de la cadera.
  • Estimulación del sistema nervioso.
  • Fomenta la capacidad de concentración y equilibrio emocional.

¿Cómo Realizar Hanumanasana?

Preparación

Antes de aventurarte en la completa ejecución de la Hanumanasana, es importante
preparar el cuerpo con posturas previas. Algunas asanas recomendables son:

  1. Adho Mukha Svanasana (Postura del perro mirando hacia abajo)
  2. Anjaneyasana (Postura del niño del dios mono)
  3. Parsvottanasana (Postura de la Pirámide)

Secuencia de Ejecución

Para realizar Hanumanasana con seguridad y precisión, sigue la siguiente secuencia de movimientos:

  1. Comienza en una rodilla flexionada con la otra pierna estirada hacia atrás,
    como en Anjaneyasana.
  2. Manteniendo la columna recta, desliza suavemente la pierna adelantada hacia delante
    y la trasera hacia atrás, bajando la cadera hacia el suelo.
  3. Regula la posición de las manos a los lados del cuerpo para mantener el equilibrio.
  4. Una vez alcanzada la postura, mantiene la mirada al frente y la respiración calmada
    durante unos segundos o el tiempo que sea confortable.

Consejos y Advertencias

Hanumanasana es una postura avanzada, por lo que se deben considerar ciertas precauciones.
No te precipites a realizarla sin la adecuada preparación y ten en cuenta lo siguiente:

  • Evita esta postura si tienes lesiones en la cadera o isquiotibiales.
  • Si sientes dolor o tensión excesiva, es importante retroceder y no forzar la postura.
  • El uso de soportes, como bloques o una manta doblada bajo las caderas, puede ser de gran ayuda.

[aib_post_related url='/authorsgerman-jurado/' title='Authorsgerman jurado' relatedtext='Quizás también te interese:']

Conclusión

Hanumanasana no solo es una postura físicamente desafiante sino que también invita a la
reflexión espiritual. Nos enseña sobre la superación de los obstáculos y el poder de la
fe. Con práctica y dedicación, esta asana puede convertirse en un valioso componente de tu práctica de yoga.

¿Te ha resultado útil este post?

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir