Balasana

balasana

Introducción a la Balasana o Postura del Niño

Índice
  1. Introducción a la Balasana o Postura del Niño
  2. ¿Cómo realizar la Balasana?
  3. Beneficios de practicar la Balasana
  4. Variantes y adaptaciones de la Balasana
    1. Variante con soporte
    2. Extensión de brazos
  5. Precauciones y contraindicaciones

La Balasana, conocida comúnmente como la Postura del Niño, es una asana de descanso y relajación profundamente arraigada en la práctica del Yoga. Adoptando la forma del cuerpo relajado y entregado, la Balasana ofrece un refugio de calma y serenidad que permite liberar tensiones y recobrar la energía.

¿Cómo realizar la Balasana?

Realizar la Balasana es relativamente sencillo y accesible para practicantes de todos los niveles:

  1. Inicia en posición de cuatro apoyos, con las rodillas separadas aproximadamente el ancho de tus caderas y los dedos de los pies juntos.
  2. Exhala y lleva tu torso hacia atrás, intentando que tus glúteos se acerquen a los talones.
  3. Extiende los brazos hacia adelante en el suelo o déjalos relajados a lo largo de tu cuerpo, palmas hacia arriba.
  4. Permanece en esta posición, respirando profundamente y de manera consciente, por un tiempo que te resulte cómodo, generalmente entre 30 segundos y unos minutos.

Beneficios de practicar la Balasana

La práctica regular de la Balasana puede traer múltiples beneficios para el cuerpo y la mente:

  • Alivia el estrés y la ansiedad al promover una sensación de calma y seguridad.
  • Estira suavemente caderas, muslos y tobillos.
  • Ayuda a relajar la columna vertebral y el cuello.
  • Favorece la digestión al masajear suavemente los órganos del abdomen.
  • Fomenta la introspección y la conexión interna.

Variantes y adaptaciones de la Balasana

Variante con soporte

Para quienes requieran de una práctica más suave o estén atravesando lesiones, la Balasana puede modificarse agregando almohadones o bloques de yoga bajo el torso, para proporcionar un soporte adicional y una relajación aún mayor.

Extensión de brazos

Si se desea intensificar el estiramiento en los hombros y la parte superior de la espalda, se pueden extender los brazos hacia adelante activamente, con las palmas hacia el suelo y los dedos bien extendidos.

Precauciones y contraindicaciones

Si bien la Balasana es en gran medida segura y acogedora, existen situaciones en las que debe practicarse con cautela o bajo la supervisión de un instructor calificado:

  • Lesiones en rodillas o tobillos.
  • Embarazo, especialmente en etapas avanzadas.
  • Presión alta o problemas de vértigo.

[aib_post_related url='/bakasana/' title='Bakasana' relatedtext='Quizás también te interese:']

Importante: Ante cualquier duda o condición particular, siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud antes de incorporar nuevas prácticas físicas.

¿Te ha resultado útil este post?

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir