Backbending, beneficios, consejos y posturas de yoga

backbending
Índice
  1. ¿Qué es el backbending?
  2. Consejos para hacer backbending
  3. Contraindicaciones de los backbend
  4. 8 posturas de backbending
    1. Ardha Bhujangasana o esfinge
    2. Bhujangasana o la cobra
    3. Matsyasana, la postura del pez
    4. Urdhva mukha svanasana, el perro boca arriba
    5. Setu Bandhasana, el pequeño puente
    6. Dhanurasana, postura del arco
    7. Ustrasana, postura del camello
    8. Urdhva Dhanurasana, postura de la rueda
  5. Otras posturas avanzadas
  6. Contraposturas
  7. Clases con backbending

El yoga es una práctica milenaria que busca la armonía entre cuerpo y mente, y dentro de sus diversas ramas, el backbending se presenta como una disciplina que va más allá de la flexibilidad física, explorando la apertura del corazón y la conexión con el yo interior.

En este artículo, exploraremos en profundidad qué es el backbending, ofreceremos consejos para su práctica, señalaremos las contraindicaciones a tener en cuenta, presentaremos ocho posturas esenciales y algunas avanzadas, así como contraposturas para equilibrar la práctica.

¿Qué es el backbending?

El backbending, o flexión hacia atrás, es una práctica de yoga que se centra en estirar y abrir la parte frontal del cuerpo, incluyendo el pecho, abdomen y cuello. Esta disciplina no solo busca mejorar la flexibilidad de la columna vertebral, sino que también promueve la fortaleza en los músculos de la espalda, contribuyendo así a una postura más erguida y a una mayor apertura emocional.

Consejos para hacer backbending

Iniciar una práctica de backbending requiere paciencia y conciencia corporal. Aquí algunos consejos clave:

  1. Calentamiento adecuado: Antes de comenzar cualquier backbending, es esencial calentar adecuadamente los músculos. Incluir movimientos suaves y estiramientos para preparar la columna vertebral y los hombros.
  2. Respiración consciente: La respiración es fundamental en el backbending. Mantener una respiración lenta y profunda ayuda a relajar el sistema nervioso y a facilitar la apertura del pecho.
  3. Escucha a tu cuerpo: Cada persona tiene limitaciones únicas. Escuchar las señales de tu cuerpo y no forzar posturas es crucial para evitar lesiones.
  4. Uso de accesorios: Utilizar bloques, cinturones o mantas puede ser beneficioso para adaptar las posturas a tu nivel de flexibilidad y confort.

Contraindicaciones de los backbend

Aunque el backbending ofrece numerosos beneficios, no es apto para todos. Algunas contraindicaciones incluyen lesiones en la espalda, problemas cardíacos, o embarazo avanzado. Es crucial consultar a un profesional de la salud antes de incorporar estas posturas en tu práctica si tienes alguna condición médica preexistente.

8 posturas de backbending

Ardha Bhujangasana o esfinge

Esta postura de medio cobra es perfecta para principiantes, ofreciendo una suave apertura del pecho y fortalecimiento de la espalda baja.

Bhujangasana o la cobra

La cobra completa lleva la apertura del pecho a un nivel más profundo, estimulando los órganos internos y mejorando la postura.

Matsyasana, la postura del pez

Con un arco pronunciado, esta postura abre el pecho y estira el cuello, promoviendo la energía y la claridad mental.

Urdhva mukha svanasana, el perro boca arriba

Esta variante del perro boca abajo estira intensamente la parte frontal del cuerpo, incluyendo los hombros y el abdomen.

Setu Bandhasana, el pequeño puente

Esta postura no solo fortalece la espalda y los glúteos, sino que también alivia la fatiga y la tensión en la columna.

Dhanurasana, postura del arco

Con una forma que imita un arco, esta postura abre el pecho y los hombros, fortaleciendo simultáneamente la espalda y los muslos.

Ustrasana, postura del camello

Ustrasana no solo abre el pecho, sino que también estira los músculos del abdomen y muslos, promoviendo la flexibilidad general.

Urdhva Dhanurasana, postura de la rueda

Esta postura avanzada lleva el backbending a su máxima expresión, proporcionando una profunda apertura del pecho y la columna vertebral.

Otras posturas avanzadas

A medida que tu práctica evoluciona, puedes explorar posturas más avanzadas como Kapotasana o Eka Pada Raja Kapotasana para desafiar tu flexibilidad y fuerza.

Contraposturas

Después de una sesión de backbending, es crucial equilibrar el cuerpo con contraposturas como Balasana (postura del niño) o Ananda Balasana (postura feliz del bebé) para relajar la columna y estabilizar la energía.

Clases con backbending

Unirse a clases de yoga especializadas en backbending con instructores experimentados puede ser beneficioso. Estas clases ofrecen orientación personalizada, correcciones de postura y un ambiente de apoyo para aquellos que buscan perfeccionar su práctica.

En conclusión, el backbending es una práctica poderosa que va más allá de la flexibilidad física, abriendo la puerta a la conexión emocional y el autoconocimiento. Con paciencia, conciencia y respeto por los límites individuales, esta forma de yoga puede ser una herramienta transformadora en el camino hacia el bienestar integral.

5/5 - (5 votos)

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir